Ideas de recetas con nuestros productos

Con nuestra gama de nutritivos y deliciosos smoothies puedes prepararte un desayuno sano y lleno de energía. Pero estos sanos batidos de distintos sabores y con todas las propiedades de las frutas y verduras de las que proceden, te pueden reportar beneficios a todas horas del día.

Acompaña tu alimentación con smoothies 100 % de fruta y verdura fresca

El smoothie “frutal” sirve para complementar tu desayuno de leche y cereales, aportándote toda la energía y vitaminas de la zanahoria, la naranja, la piña y el mango. Su refrescante y ácido sabor te ayudará a ponerte las pilas enseguida, ayudándote a empezar el día con buen pie.

Con el batido “huerta”, elaborado a base de manzana, piña, espinaca y pepino te servirá como tentempié a la hora del almuerzo, o como acompañamiento en el postre tras la hora de comer. Sus propiedades altamente digestivas te ayudarán a asimilar mejor los demás alimentos, y te ayudará a equilibrar tu metabolismo al eliminar toxinas y proveerte de fibra y otras vitaminas.

Nuestro smoothie “frutas del bosque” te servirá como refresco o alimento a la hora de merendar. Su excitante sabor a frutos rojos como los arándanos, las frambuesas y fresa, junto a la remolacha, una hortaliza rica en hierro, te reportará un aporte saludable de azúcares naturales y de energía para seguir en marcha durante el resto del día.

Por último, “bahía”, un smoothie preparado a base de piña, mango y coco, te servirá para tomar a cualquier hora del día en lugar de otros alimentos procesados, como galletas o chocolatinas. Este batido te provee de nutrientes bajos en grasas, y el efecto diurético de sus frutas naturales te pueden ayudar a ir reduciendo peso y a ganar salud sin que ni siquiera te des cuenta.

Algunas recetas con nuestras compotas con base de manzana

Utilizando nuestras compotas de distintos sabores, elaboradas todas con una base de manzana, sí que es posible preparar una serie de alimentos distintos a base de recetas sencillas.

Una tarta de manzana, por ejemplo, es sencilla: solo necesitas colocar masa brisa en una fuente de borde rizado y hornearla. Una vez que se ha dorado un poco, se saca la masa y añades nuestra compota de cualquier sabor por toda la base. Antes de meterla de nuevo al horno otros 30 minutos, necesitas colocar encima las láminas de manzana fresca y, si quieres, algo de azúcar encima, espolvoreado.

Un bizcocho de compota es también sencillo de hacer, y con un increíble resultado. Todo lo que necesitas es añadir nuestra compota como ingrediente adicional de la masa de la receta de bizcocho que prepares. Te recomendamos que, además, añadas algo de canela para potenciar los sabores.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que puedes hacer con nuestros smoothies y compotas. Tus gustos e imaginación harán el resto.